sábado, 3 de junio de 2017

Allá por enero de 2016, pocos se imaginaban el lugar


Allá por enero de 2016, pocos se imaginaban el lugar en el que se iba a encontrar el Real Madrid actual. La destitución de Benítez hacía remover las aguas en Chamartín. Sin embargo, los jugadores merengues, con Zinedine Zidane al margen, lograron calmar esas aguas ganando la Champions League en Milán. Un año después, y tras una temporada en la que el Real Madrid ha sido más que nunca un equipo, en el que todos han tenido oportunidades, los blancos llegan de nuevo a la cita más importante del año futbolístico a nivel de clubes, la final de la Champions League, habiendo conseguido ganar la Liga.

El destino ha querido que este año la final de la Champions sea en Cardiff, ciudad natal de Bale, que por otra parte, parece estar recuperado de su lesión y afronta la final en plena forma. El Pricipality Stadium, Millennium Stadium o National Stadium of Wales, denominado por cualquiera de estos tres nombres, será la última parada de la temporada para el Real Madrid.
National Stadium of Wales